Para hamburguesas con 100 g de pulpa Puedes utilizar la pulpa ya molida o picarla a cuchillo como para el clásico tartar.

Elaboración

  1. Pese 100-110 g de carne para cada hamburguesa, engrase ligeramente las manos con aceite y mezcle. Luego presiona la pulpa con una mano, mientras que con la otra la contienes dándole forma al borde. Puedes decorar la superficie de la hamburguesa con grabados de parrilla. Para agilizar el trabajo y conseguir hamburguesas todas iguales, utiliza un cortador de masa redondo.
  2. Para una buena cocción, haga hamburguesas de al menos 2 cm de alto. Luego, engrásalos con aceite de oliva virgen extra y dóralos en una sartén antiadherente durante al menos 2-3 minutos por cada lado. Si elige un corte pobre en tejido conectivo (ternera u otro), puede agregarlo con partes más gordas, como tocino o manteca de cerdo picada: de esta manera la carne permanecerá jugosa y suave durante la cocción.
  3. Sazonar al gusto con pimienta o especias (evitar la sal, que favorece la salida de líquidos de los tejidos, volviendo la carne fibrosa).