Pixabay

La mezcla de verduras fritas es un plato acogedor y genuino elaborado con diferentes verduras, rebozadas y fritas. Puede ser un sabroso aperitivo, una apetitosa guarnición o un sustancioso segundo plato que satisfará incluso los gustos de los paladares más difíciles. Dependiendo de la temporada se pueden utilizar diferentes verduras: desde alcachofa hasta repollo, desde calabacín hasta berenjena. Una nueva forma de hacer que sus hijos coman verduras.