Pixabay

Estos pequeños moluscos se pueden reconocer por su caparazón de color negro azulado y su carne de color amarillo anaranjado. Bajos en calorías y ricos en yodo, los mejillones son el plato ideal para abastecerse de proteínas, calcio y hierro.