25
Vie, Sep

Berenjenas crujientes con empanado de almendras

Berenjenas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un sabroso aperitivo, hecho aún más especial por un empanado crujiente y delicioso.

Es cierto que la bondad radica en las cosas más simples: rodajas de berenjenas bañadas en masa y luego fritas son suficientes para dar a cada bocado un sabor cada vez más intenso, hasta que encuentre la pulpa firme de estas deliciosas hortalizas. Estas chuletas de berenjena son irresistibles y cautivarán a todos, incluso a los más pequeños.

Berenjenas crujientes

Ingredientes

Ingredientes principales
Berenjenas
2 Berenjenas grandes
Almendras
50 gr. almendras
Aceite de oliva
Aceite de oliva para freir
Pan sein rallar
Pan de 2-3-días
Queso rallado
1 cucharada queso rallado
Huevos
1-2 huevos
Sal y pimientas
Sal y pimienta

Elaboración

Purgar las berenjenas
1
Berenjenas peladas
2
Berenjenas cortadas en rodajas
3
Berenjenas purgadas
  1. En primer lugar, es esencial lavar bien las berenjenas: pasarlas con agua fría. Retire la base y la tapa de la berenjena. Puedes decidir cortar la piel o dejarla. Por supuesto, esto depende tanto de sus gustos como de la receta que está a punto de preparar.
    ¡Usted decide! .
  2. Cortarlas en rodajas de 1 cm. cada una con un cuchillo bien afilado o una mandolina,.
  3. Lavar bien las rodajas de berenjenas con agua corriente. Escurrirlas y seguir con el proceso : purgar las berenjenas.
Como purgar las berenjenas
Preparar el pan rallado con el picado de las almendras
1
Pan
2
Moulinex
3
Almendras
4
Pan rallado
  1. Partir un trozo de pan del tamaño de un panecillo.
  2. Moler el pan en una trituridora eléctrica. En su ausencia, cortar el pan con un cuchillo afilado. Reservar en una fuente.
  3. Escaldar las almendras en agua hirviendo para pelarlas con facilidad. Secarlas en el horno 1 min. o en el microondas un par de segundos. Picarlas en granos muy pequeños.
  4. Añadirlas a la fuente del pan rallado y mesclar con el picado de las almendras de forma homogénea. En los supermercados se encuentras almendras naturales sin piel.
Freir las rodajas de berenjenas
1
empanado
2
Fritura
3
Berenjenas empanadas
  1. En un plato batir un o dos huevos y salarlo ligeramente. Añadir un poco de aceite para que cunda más. Luego proceda a empanar una rodaja de berenjena a la vez sumergiéndola primero en el huevo batido y luego en la mezcla de pan rallado con las almendras picada. Repita la operación para hacer el doble empanado: después de pasar las rodajas en la mezcla, vuelva a sumergirlas en el huevo y luego nuevamente en la mezcla. Haga lo mismo hasta obtener 4 rodajas de berenjenas, que colocará en un plato forrado con papel de horno..
  2. Sumerja las berenjenas en el aceite de cuatro en cuatro, friéndolas 2-3 minutos y girándolas bien por ambos lados con ayuda de unas pinzas. Una vez que estén doradas a la perfección, colóquelas en un plato con papel de cocina, para que pierdan el exceso de aceite. Continúa friendo todas las otras rodajas de berenjena.
  3. Espolverearlas en caliente con el queso rallado. Las rodajas de berenjena son excelentes si se comen tan pronto como estén listas. No recomiendo ninguna forma de conservación.

¡Eccola qua¡ Ésta es mi receta. ¡Haga Usted la suya!

Propiedades nutricionales

Las berenjenas :

Rica en betacaroteno, la berenjena es un verdadero concentrado de minerales, especialmente potasio, pero también magnesio y calcio. También contiene varias vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, C, E y K), aminoácidos y una buena cantidad de ácido fólico y antioxidantes. La berenjena también cuenta con una importante acción diurética y purificante, útil para la salud del tracto urinario, los riñones y el hígado. Finalmente, también es un alimento bajo en calorías, pero tenga cuidado de cómo lo cocina: ¡su consistencia "esponjosa" hace que absorba muchos condimentos!

Las almendras :

tienen un buen contenido de fibra, lo que promueve la regularidad intestinal al combatir el estreñimiento y te ayuda a sentirte lleno. Las fibras también ralentizan la absorción de azúcares, por lo tanto, son útiles para controlar el azúcar en la sangre y combatir la diabetes. Las almendras también son ricas en sales minerales, en particular magnesio y potasio, que los convierten en un poderoso suplemento natural, útil contra el dolor y los calambres menstruales y para regular la presión arterial.

Las almendras también son una excelente fuente de grasas poliinsaturadas, las "buenas" que ayudan a reducir los niveles de colesterol malo y a mantener saludable el sistema cardiovascular. Contienen en particular omega 3, con acción antiinflamatoria y beneficios para la salud del corazón.

¡ATENCION!

Los datos son de carácter puramente orientativo e informativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de este web se eximen de cualquier responsabilidad.

En presencia de patologías, intolerancias y trastornos, le sugerimos que evite automedicarse y que se comunique con su médico o especialista, que podrá aconsejarle el enfoque y los tratamientos más adecuados para el caso específico.

Ir a la página anterior