25
Vie, Sep

Alcachofas laminadas y gratinadas al horno

Alcachofas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las alcachofas gratinadas son una guarnición muy sencilla de preparar, se necesitan unos pasos rápidos pero suficientes para hacerlas especiales.

Alcachofas gratinadas al horno

Introducir alcachofas en mi dieta es fundamental para la salud. Es por eso que preparo alcachofas a la carbonara, alcachofas rellenas, tortilla con alcachofas y patatas al horno y alcachofas rápidas gratinadas durante todo el invierno y la primavera. Para formar la corteza, utilizo migas de pan rallado casero y queso curado rallado para que el sabor sea aún más agradable. Incluso los más reacios a comer alcachofas los apreciarán horneados al gratén.

Esta receta es de origen italiana y precisamente de mi región natal : Puglia

La receta de alcachofas al horno gratinadas se prepara rápidamente y se obtiene una guarnición o aperitivo saludable, nutritivo y ligero. Las alcachofas con crosticina anteriores son crujientes en el punto correcto y las preparas realmente en poco tiempo siguiendo mi receta. Como todas las verduras gratinadas que hago, no pongo la salsa bechamel, sino el queso fundente.

Ingredientes

Ingredientes
  • 8 alcachofas
  • 80 gr. de parmesno recién rallado
  • 80 gr. de pan de varios días rallado en casa
  • 2 lonchas de fiambre : jamón cocido bajo en sal y grasa - opcional
  • 6 loncha de queso fundido light
  • Aceite de oliva V.E.
  • Sal y pimienta
  • 1 limón

En todas las recetas regionales italianas que yo hago, cuando se necesita fiambre uso siempre mortadella boloñesa. Es el fiambre por excelencia que se usa en mi tierra para la parmigiana, lasaña etc. Yo lo veía hacer a mis padres. Es un fiambre muy sabroso pero más calórico. Se puede encontrar en casi todos los supermercados. Mirar la etiqueta, hay algunas mortadellas que no son italianas.

Limpiar las alcachofas

Alcachofas

Elaboración

La receta de alcachofas gratinadas requiere solo veinte minutos para la preparación y 30 minutos de cocción en el horno. Es una receta óptima para insertarlo en un menú semanal

    1
    Alcachofas con perejíl
    2
    3
  1. Cortar y limpiar las alcachofas así también los tallos. Una vez limpias se conservan bien introduciéndolas en agua con perejíl en un bol. La parte comestible de la alcachofa son las bases de las hojas y el cogollo de la flor, así como el inicio del tallo pelado. Las hojas exteriores conviene retirarlas ya que son duras y amargas.
  2. Cocinarlas al vapor unos 7 minutos.
  3. Cortar las alcachofas cocidas en láminas o en gajos uniformes.
  4. 4
    5
    6
    7
    Calentar el horno a 220 grados.
  5. En una fuente de 20x30 cm. poner un hilo de aceite y espolverear con un poco de queso parmesano rallado. Formar un primer estrato con los gajos de alcachofas en la fuente.
  6. Espolverear con queso rallado.
  7. Colocar las lonchas de fiambre, sea mortadella boloñesa o jamón york y las lonchas de queso fundido.
  8. Formar un nuevo estrato. Regar con un poco de agua de cocción de las alcachofas y encima otra vez queso parmesano rallado. Regar con un hilo de aceite, salpimentar con pimienta y sal a gusto. Finalmente cubrir con pan rallado que contribuirá a formar una costra. Hornear 30 minutos.

¡Eccola qua¡ Ésta es mi receta. ¡Haga Usted la suya!

Propiedades nutricionales

La alcachofa contiene varios polifenoles, antioxidantes que contrarrestan la acción de los radicales libres y ralentizan el envejecimiento celular. Además, gracias a las fibras, es capaz de promover la motilidad intestinal, además de brindarle una mayor sensación de saciedad;

Gracias a cinarin, la alcachofa puede ayudarlo a recuperar energía y forma, ya que es un excelente aliado del hígado. Es un compuesto de ácido fenólico que actúa sobre la bilis al promover la desintoxicación y la diuresis. En una dieta baja en grasas, azúcares, alcohol y carne roja, contribuye a la regeneración de las células del hígado, que es el motor del metabolismo;

Rica en hierro y potasio, la alcachofa también tiene un alto contenido de ácido fólico. Rico en magnesio, útil para evitar calambres y para regular las contracciones uterinas;

Estabilización del nivel de azúcar en la sangre en personas con diabetes: Si padece diabetes, azúcar alta en la sangre o colesterol alto, puede ser muy útil insertar recetas con alcachofas en su dieta;

¡ATENCION!

Los datos son de carácter puramente orientativo e informativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de este web se eximen de cualquier responsabilidad.

En presencia de patologías, intolerancias y trastornos, le sugerimos que evite automedicarse y que se comunique con su médico o especialista, que podrá aconsejarle el enfoque y los tratamientos más adecuados para el caso específico.

Ir a la página anterior