24
Jue, Sep

Pesto de albahaca con nueces

Pestos
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Aroma fino y consistencia cremosa: las nueces no solo son deliciosas sino también súper saludables.

Pesto de albahaca con nueces

Las salsas y los rellenos son grandes clásicos de la gastronomía de Liguria, especialmente aquellos basados en semillas oleaginosas como los piñones y los frutos secos, como el famoso pesto genovés.

Esta salsa de nuez es parte de los aspectos más destacados de la tradición culinaria de Liguria. Se caracteriza por un sabor rico pero delicado, con notas rústicas e intensas, y es ideal para usar como condimento en muchos primeros platos.

¿La combinación más tradicional de esta salsa con cuerpo y fragante? Con un gran clásico de la cocina genovesa, el pansoti, para los golosos, pruébelo con una tostada: ¡delicioso!

Ingredientes

  1. 100 gramos de albahaca fresca y tierna (no usar albahaca seca)
  2. 1 diente de ajo sin su germen interno.
  3. 5 cucharadas de queso curado recién rallado como parmesano o pecorino rallado
  4. 1/2 vaso (150 ml.) de aceite de oliva V.E.
  5. 150 gramos de nueces peladas.
  6. 4-5 cucharadas de agua temperatura ambiente.
  7. Sal gruesa a gusto.

Preparación de los ingredientes

  1. Lavar bien las hojas de albahaca fresca y escurrirlas.
  2. Desminuzar con los dedos y nunca con el cuchillo, se oxida inmediatamente.
  3. Alternativa a la albahaca, todas las hierbas deben ser frescas y picadas en el momento de usarlas :
    • Perejíl.
    • Cilantro.
    • Cebollino.
    • Orégano
  4. Pelar el diente de ajo, eliminar el germen y cortarlo finamente con un cuchillo.
  5. Ralla el queso curado en el momento de usarlo, es cuando conserva todo su sabor y aroma.
  6. La forma tradicional es picar en un mortero como el pesto genovés, si es poca cantidad. Yo lo he preparado con una batidora eléctrica de cocina. Inconveniente: de esta manera se inyecta aire al pesto y pierde algo de su colorido natural.

Elaboración

  1. Añadir las hierbas y las nueces en el vaso de la batidora. Recuerde picar con un cuchillo antes , así se fuerza demasiado las cuchillas de la batidora, éstas tienden a calentarse al batir.
  2. Triturar hasta que quede una pasta parecida a un puré o salsa ligera. Hacer unas pausas cada 5 secundos para que las cuchillas no se calienten.
  3. El aceite se incorpora lentamente a hilo mientras se acciona la batidora para emulsionar el pesto.

Consejo

  1. Añadir el agua a hilo si consideramos que la salsa nos ha quedado demasiado espesa.
  2. Según gusto se puede usar más ajo e incluso algo de picante como una cayena o peperoncino.
  3. El aceite debe ser de oliva virgen extra, aportará untuosidad y sabor.

Ir a la página anterior