21
Jue, Oct

Berlinesa : krapfen de carnaval

Bollería
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Suaves y super golosas las berlinesas o krapfen , rellenas de crema o mermelada, son una tentación a la que realmente es imposible renunciar. Una receta algo exigente que da la gran satisfacción de un desayuno o merienda especial.

>Los krapfen son masa de levadura dulce y esponjosa que se fríen y tienen un sabor tan natural, calientes y cubiertas con azúcar o rellenas. ¡Un bocadillo o desayuno con un bollo recién hecho, relleno de mermelada o crema pastelera, es uno de los placeres más deliciosos de la vida!

Probablemente de origen austríaco y alemán , el krapfen pronto se extendió por Europa Central y más allá. Vienen a nosotros a través del Sur Tirol italiano, inicialmente como dulces típicos de Carnaval rellenos de mermelada de albaricoque y luego como codiciosos panqueques que se disfrutan en cualquier lugar, en cualquier época del año y, a menudo, se les llama bombas.

La receta original requiere que los bollos se fríen en manteca de cerdo o en aceite hirviendo. En realidad también es posible preparar los bollos en el horno con buenos resultados.

Ingredientes para circa 12 Krapes

  • 500 g de harina de Manitoba
  • 200 g de huevos (4 huevos medianos)
  • 150 g de leche fresca
  • 50 g de azúcar granulada
  • 20 g de levadura de cerveza fresca
  • 100 g de mantequilla
Para el relleno y guarnición
  • Crema pastelera o mermelada
  • Azúcar en polvo

Elaboración

  1. Para hacer los bollos, primero disuelva la levadura de cerveza en la leche tibia. Vierta el líquido en el bol de la batidora y agregue el azúcar, los huevos y la ralladura de limón rallada. Prepare la frusta de gancho y, agregando un poco de harina a la vez, comience a amasar. Cuando la harina se haya incorporado por completo, proceda a amasar durante unos 10 minutos, hasta que la masa esté suave y compacta. En este punto agregue la mantequilla blanda, una pieza a la vez, asegurándose de que esté bien incorporada antes de agregar más. Al final la masa debe quedar bien ensartada, lisa y elástica. Cúbralo con film transparente y déjelo subir hasta que duplique su volumen: tardará unas 2 horas.
  2. Pasado este tiempo, tomar la masa, desinflarla un poco para formar una bola, trasladarla a un bol de cerámica y volver a ponerla en el frigorífico para que repose (cubierta con film) durante una noche o al menos 4-6 horas.
  3. Pasado el tiempo de reposo, tomar la masa y dividirla en 12 porciones de unos 75 gramos cada una. Haciéndolos girar sobre una superficie ligeramente enharinada, forme bolas bastante regulares que colocará, lo suficientemente separadas unas de otras, para dejarlas crecer durante otras 4 horas. Mientras tanto, prepara las pasta pastelera siguiendo nuestra receta o simplemente use una mermelada, la que más le guste . Luego fríe los bollos, dos o tres a la vez, en aceite hondo muy caliente a una temperatura de unos 170 °. Cuando tengan un bonito color dorado, sácalos con una espumadera y colócalos sobre papel absorbente.
  4. Transfiera la mermelada o crema en una manga pastelera. Cuando los bollos aún estén calientes, perfore un poco en el borde exterior, aproximadamente a la mitad, y rellénelas, dejando que salga una ramita de mermelada o crma. Espolvoréelos con azúcar glas, colóquelos en una fuente para servir y sirva inmediatamente.

¡Eccola qua¡ Ésta es mi receta. ¡Haga Usted la suya!

Ir a la página anterior

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS