Lasaña a la boloñesa, sin bechamel, al estilo Pino

Lasaña
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La lasaña boloñesa es un plato típico de la gastronomía Emilia Romagna y, específicamente, de la ciudad de Bolonia. A pesar de la autoría de esta receta, es Emiliana, la lasaña es conocida hasta el punto de convertirse en uno de los símbolos de la cocina italiana en el mundo y conoce muchas y deliciosas variaciones.

lasagna Pino

Grid List

Antes de empezar a elaborar la lasaña hay que preparar la salsa boloñesa. Aquí puede ver como preparar la salsa boloñesa.

Luego pase a la composición de la lasaña: tome una sartén o una fuente rectangular para hornear. Extienda una capa de salsa en la sartén de manera uniforme sobre toda la superficie.

Coloque unas placas de lasaña hidradata previamente según indicaciones del proveedor.

Coloque unas placas al borde de la llanda. Al final las necitaremos para cubrir la última capa de lasaña.

Vierta nuevamente una fina capa de salsa y una de ragù.

Añadir huevos cocidos laminados.

Esplverear con queso parmesan o rallado. Puede ser también cualquier otro queso curado sea de vaca o de oveja En el sur de Italia se usa el pecorino rallado generalmente, cuidando de cubrir toda la superficie de la sartén

Colocar lonchas de fiambre de mortadella boloñesa o jamón cocido a gusto. Yo uso siempre mortadella italiana boloñesa. Luego Cree otra capa de lasaña (dispuesta en la dirección opuesta a la primera capa para que se crucen).

Distribuir una nueva capa de salsa de tomates. Distribuirla por toda la superficie de la sartén. Agregue el ragù y continúe con todas las capas alternando placas, salsa, ragù y parmesano o pecorino rallado.

Cerrar la lasaña con las placas que hemos puesto al principio al borde de la llanda.

Termine con la capa de ragú y abundante queso parmesano o pecorino rallado.

Si os apetecen, en cima del queso rallado, poner alguos trozos de mozzarella en forma de nueces o mozzarella rallada.

Una vez que haya terminado de preparar la sartén, hornee en un horno estático precalentado a 200 ° durante unos 25 minutos (o en un horno ventilado a 180 ° durante 15 minutos): la lasaña estará lista cuando vea una ligera corteza dorada en la superficie. ¡Sácalos del horno y déjalos enfriar antes de llevarlos a la mesa y probar tu lasaña boloñesa!

Como podemos conservarla

  1. Mantenga la salsa boloñesa en el refrigerador, cerrada en un recipiente hermético, durante un máximo de 2-3 días.
  2. Es posible congelar la salsa boloñesa. Puede almacenar la lasaña boloñesa en el refrigerador, cubierta con una película adhesiva o en un recipiente hermético durante 1-2 días.
  3. Se puede preparar el día anterior, guardar en el refrigerador cubierto con envoltura de plástico y cocinar al día siguiente.
  4. Es posible congelar, solo si se han utilizado todos los ingredientes frescos, preferiblemente crudos:
    para cocinarla, simplemente descongélela en el refrigerador unas 24 horas antes y luego cocínela en el horno.

Propiedades nutritivas de los tomates

    Por cada 100 gramos :
  • 1 g de proteína
  • 0.2 g de lípidos
  • 3.5 g de carbohidratos
  • 2 g de fibra
¡ATENCION!

Los datos son de carácter puramente orientativo e informativos y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.

En presencia de patologías, intolerancias y trastornos, le sugerimos que evite terapias "por usted mismo" y que se comunique con su médico o especialista, que podrá aconsejar el enfoque y los tratamientos más adecuados para el caso específico.