02
Jue, Jul

Ensalada de patatas y calabacines

Ensaladas mixtas
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

¿Quieres una ensalada fresca para acompañar su comida? No se preocupe: no estamos hablando de un plato solo de rúcula o lechuga, sino de un acompañamiento colorido, rico y perfecto para la temporada de verano: ¡ensalada de patatas y calabacines!

Ensalada de patats y calabacines

Una ensalada de patatas, con calabacines que siempre se deberían cocer al vapor para mantener todos los nutrientes posibles y dejarlos firmes y con un color vivo. Además, cebollas rojas, tomates cherry, hojas frescas de albahaca y maíz precocido. Para hacer esta ensalada de patatas y calabacines aún más sabrosa, un aderezo rápido y sabroso similar al de la ensalada de pollo y pimienta: aceite, mostaza, sal y pimienta mezclados para obtener una salsa cremosa y equilibrada. Este verano no temas la pérdida de apetito habitual por el calor, porque nosotros cuidaremos de tu apetito. ¡Comienza!

Ingredientes

Ingredientes principales
  • 800 gr. de patatas.
  • 450 gr. de calabacines.
  • 150 gr. de cebolla roja.
  • 250 gr. de tomates cherry.
  • 150 gr. de maíz precocido dulce.
  • 1 puñado de canónigos y rúculas lavados y secos.
  • Albahaca a gusto.
  • Algunos frutos secos (opcional).
Vinagreta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva V.E.
  • 1 cucharada de mostaza tipo Dijón.
  • Sal y pimientas negra al gusto.

Elaboración

  1. Comience con las verduras. Pele las patatas y córtelas en trozos de un par de centímetros, despuntar los calabacines y córtelos del mismo tamaño que las patatas. En una vaporera cocine las patatas por unos diez minutos y luego los calabacines. Recuerde que los calabacines necesitan mucho menos tiempo que las patatas. La textura es gestión de gusto.
  2. Una vez que están cocidos, dejar enfriar. Mientras tanto, enjuague los tomates y divídalos por la mitad, termine lavando y cortando la cebolla roja en juliana.
  3. Prepare la vinagreta vertiendo el aceite y la mostaza en un frasco, agregue sal y pimienta, cierre el frasco y bátelo por unos momentos para emulsionar todo. En este punto, estás listo para emplatar la ensalada.
  4. Agregar las patatas, las cebollas y tomates cherry, calabacines, canónigos, rúcula y maíz. Si os apetece añade unos trozos de frutos secos, pero no es necesario.
  5. Mezcle suavemente. Finalmente agregue la emulsión de mostaza y aceite y mezcle nuevamente suavemente. Su ensalada de patatas y calabacines está lista, adornada con un poco de albahaca desminuzada con los dedos y un buen apetito.

¡Eccola qua¡ Ésta es mi receta. ¡Haga Usted la suya!

Propiedades nutricionales

Las patatas son una fuente de carbohidratos complejos y, por lo tanto, representan una alternativa válida a otros cereales. Rico en fibra, son muy saciantes y, gracias al potasio, promueven la eliminación de líquidos y toxinas y son útiles tanto antes como después del deporte. La única precaución: si sufre de colon irritable, es mejor comerlos con moderación, ya que contienen una gran cantidad de almidón resistente, lo que podría causar hinchazón.

Las cebollas, gracias a la riqueza del agua y el potasio, tienen propiedades digestivas y diuréticas que las hacen útiles para la línea. No solo eso: también son un remedio natural para la prevención de enfermedades trombóticas porque, según algunos estudios científicos, parecen realizar una acción similar a la del ácido acetilsalicílico (aspirina), generalmente utilizado para la prevención del ataque cardíaco.

Los calabacines Su potencial nutracéutico se debe a la presencia de diferentes compuestos, que incluyen:

  • polifenoles
  • vitaminas (incluidos C, E y muchos del grupo B, incluido el ácido fólico)
  • moléculas particulares como las cucurbitacinas
  • minerales, en primer lugar potasio.
Al igual que todas las verduras, los calabacines tienen un contenido muy bajo en calorías, lo que los hace particularmente adecuados para las dietas bajas en calorías, incluso si, a diferencia de muchas otras verduras más saciantes, son bastante bajas en fibra y proteínas vegetales.

Sin embargo, los calabacines también son bajos en sal, por lo que son perfectos para personas con sobrepeso en riesgo de hipertensión o enfermedades cardiovasculares.

Sobre todo, son ricos en agua: son refrescantes y fácilmente digeribles, además de diuréticos y útiles para contrarrestar los problemas del tracto urinario

.

Todas estas características los hacen particularmente adecuados incluso en la primera infancia: los calabacines, de hecho, se encuentran entre los primeros alimentos que se introducen durante el destete de los niños.

Los tomates con 19 calorías por cada 100 gramos, en los tomates encontrarás 94 g de agua, 1 g de proteínas, 0,2 g de lípidos, 3,5 g de carbohidratos, 2 g de fibra.

En particular, el tomate proporciona una cantidad considerable de vitamina C, que sin embargo se oxida fácilmente y se degrada durante la cocción (aproximadamente el 60% se pierde cuando se cocina en agua). Por esta razón, los tomates también se deben comer frescos, recién cortados y no solo cocidos.
¡ATENCION!

Los datos son de carácter puramente orientativo e informativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de este web se eximen de cualquier responsabilidad.

En presencia de patologías, intolerancias y trastornos, le sugerimos que evite automedicarse y que se comunique con su médico o especialista, que podrá aconsejarle el enfoque y los tratamientos más adecuados para el caso específico.

Ir a la página anterior