31
Dom, May

Albóndigas italianas (Polpette) de pan al estilo pugliese

Polpette
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hoy ofrezco la receta de lo que alguna vez fue el pobre plato de los campesinos de Apulia (mi región natal) compuesto por pan duro avanzado.

Hoy se puede servir como un delicioso aperitivo crujiente o en macarrones con salsa de carne o solo como segundo. Un plato decididamente versátil que amamos locamente.

Polpette de pan

Así que aquí está cómo hacer polpette de pan.

Ingredientes

Polpette de pan -Ingredientes-
    Ingredientes para 15-20- Albóndigas de pan.
  • 500 gr. de pan duro.
  • 2 huevos.
  • 5 cucharadas de pan rallado casero.
  • 1 ramillete de perejíl con 1 diente de ajo picado.
  • 100 gr.parmigiano rallado.
  • Sal.
  • Ingredientes opcionales
  • 100 gr. de mortadella boloñesa o jamón cocido.
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida.
  • Pimienta negra.
  • 1 pizca de nuec moscada.
Para la salsa de tomates :
  • 400 ml. de tomates triturado, 2 dientes de ajo, albahaca fresca, sal, aceite virgen extra.
  • Preparación de lo Ingredientes

    Preparar el perejíl
    Perejíl y ajo
    Perejíl y ajo
    Triturar perejíl con ajo
    Perejíl y ajo triturado
    • Perejíl y ajo :
      Mezclar el perejíl con un diente de ajo. Partir el ajo en dos parte. Quitar el germen interior.
    • Triturar perejíl con ajo
      Triturar el perejíl con el ajo muy fino. Esta mezcla se necesita más adelante para añadirla a la masa de albóndigas.
    Preparar el pan rallado
    1
    Triturador
    2
    Rallador
    3
    Pan rallado
    1. Preparar el pan rallado con la trituradora:
      Trocear el pan en peuqueños pedazos y ponerlos en la trituradora para conseguir el pan rallado. Luego verterlo en una fuente.
    2. Preparar el pan rallado con el rallador casero:
      Si no teneis un triturador podéis rallar el pan con un rallador casero, luego con las manos deshacer todos los grumos hasta optener un pan rallado casero.
    3. Pan rallado casero:
      Este pan nos servirá más adelante.
    Preparar la masa de pan
    1
    2
    3
    4
    1. En un bol poner el pan troceado en cubitos.
    2. Remoja el pan duro sin corteza con leche o bebida de soja. Os aconsejo de usar bebida se soja, da un sabor especial. A ti queda la elección.
    3. Exprímelo, rómpelo hasta optener una masa más seca posible. Amasar muy bien hsta optener una masa homogénea.
    4. Batir los huevos pero no en punto de nieve sino simplemente unos segundos, basta con romper las yemas y mezclar con las claras. Como en la foto.
    5. 5
      6
      7
      8
    6. Añadir los huevos a la masa formando una nueva masa homogénea.
    7. Cubrir con papel film y dejar reposar en el frigorífero por media hora
    8. Pasada media hora, sacar la fuente del frigorífico, quitar el papel film y añadir a la masa el queso rallado y opcionalmente el embutido cortado muy finamente.
    9. Añadir el perejíl que hemos cortado antes y opcionalmente las especias.
      Tomar la cúrcuma con pimienta negra puede mejorar la absorción de la curcumina.
    Formar las albóndigas de pan
    1
    2
    3
    4
    1. Amasar con las manos hasta obtener una masa compacta por lo menos un par de minutos, los ingredientes se tienen que integrar en la masa anterior homogéneamente.
    2. Con una cuchara o con las manos forma tus albóndigas del tamaño de una nuez. Colocarlas en una bandeja forrada de papel sulfurizado.
    3. Empanar con pan rallado, paso opcional :
      Con el pan rallado hecho en casa, así como lo he explicado arriba o bien pan rallado industrial, pase cada albóndiga dándole vuelta con la ayuda de un tenedor o de los dedos, para un empanado uniforme.
    4. Formar las albóndigas y aplastarlas ligeramente, es una forma de freirlas de una manera más eficiente. Si no te gustan aplastadas entonces déjalas simplemente retondas. Deje que todas descansen en la bandeja, tratando de distanciarlas ligeramente unas de otras.
    Freir las albóndigas de pan
    1
    2
    3
    1. Calienta el aceite. Si tiene un termómetro de cocina, verifique que la temperatura no supere los 160-180 °. De lo contrario, sumerja una pizca de pan rallado en el aceite y si chisporrotea, está listo para freír. Cuando estén dorados, escúrralos con una cuchara ranurada y colóquelos en una bandeja forrada con toallas de papel.
    2. Freir las albóndigas redondas.
    3. O bien aplastadas. Para freir es la manera más eficiente.
    4. Servirlas calientes o tibias o junto con su plato de pasta con salsa de tomates.
    Albóndigas de pan en salsa de tomates
    1
    2
    3
    1. En una holla baja pon una cucharadada de aceite y sofrie los dientes de ajo. Cuando el ajo está rosolado, sácalo de la holla y añade los tomates Cocine la salsa unos 30 minutos.
    2. Coloque las albóndigas en la holla sin freirlas y cocine a fuego lento otros 15 minutos. Si opta por una textura crocante, pasa las albóndigas por pan rallado y luego las marca unos segundos en la sartén de freír. No se equivoque: marcar no es freír.
    3. Deja reposar unos minutos. Están buenas también el día siguiente. Decora las albóndigas de pan con algunas hojas de albahaca y sirve.