Pricing Table Particle

Quickly drive clicks-and-mortar catalysts for change
  • Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up
Dieta Mediterránea
Dieta sana, equilibrada y personalizada.
¡Come sano y muévete!
Domingo, 24 Enero 2016 17:36

Estrato verde de la pirámide alimenticia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)
Estrato verde de la pirámide alimenticia Estrato verde de la pirámide alimenticia http://consumer.es/

Alimentos que deben formar la base de la dieta. De consumo diario
Las actividades diarias recomendadas también se encuentra en la base

  1. Muévete! Es uno de los lemas de la Estrategia. Esto significa huir del sedentarismo. En este primer estrato se estimula a que diariamente se realice actividad física no necesariamente deportiva, es decir aquella que se puede incorporar a las tareas cotidianas. Evidentemente lo más frecuente y fácil es caminar: para coger el transporte público, subir escaleras, pasear al perro, . pero también si es posible utilizar la bicicleta para los desplazamientos. En definitiva, movilizar piernas con frecuencia. Aparte de sus propiedades beneficiosas sobre la circulación sanguínea, el ritmo intestinal y el mantenimiento de la masa muscular en extremidades inferiores, caminar o sus equivalentes se ha demostrado la mejor manera de prevenir la obesidad y/o la recuperación del peso perdido tras un plan de adelgazamiento.
  2. Come cereales y derivados, tubérculos, verduras, hortalizas, fruta, lácteos y utiliza aceite de oliva para cocinar y aderezar las ensaladas.
  3. La Estrategia NAOS se adhiere totalmente a la campaña "5 al día", que es una recomendación en positivo dirigida a corregir la deficiencia de ingesta de frutas y verduras, alimentos imprescindibles para la provisión diaria de vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes no vitamínicos y otros elementos muy beneficiosos para la prevención de las enfermedades que azotan a las sociedades desarrolladas y en vías de desarrollo: obesidad, enfermedad cardiovascular, diabetes tipo 2 y cáncer. La presencia de frutas y verduras en el primer estrato quiere estimular a alcanzar esas cinco porciones diarias, no sustituíbles por alimentos manufacturados que, como si se tratara de productos "3 en 1" incorporan pequeñas cantidades de los mismos.
  4. En las últimas décadas las patatas, arroz, las pastas y el pan han adquirido una connotación negativa y tienen "mala prensa" en relación a la obesidad y la salud. Incluso, se asocia la elevada ingesta de hidratos de carbono, con una alimentación más primitiva, menos elaborada, menos noble, frente a las proteínas que estarían dotadas de las máximas cualidades.
  5. Nada más lejos de la alimentación saludable. La ración imprescindible y sana de proteínas al día no es muy grande, mientras que los cereales y sus derivados, los tubérculos y el arroz es decir, los alimentos ricos en almidón proporcionan al organismo una energía metabólicamente muy eficaz, que permite ahorrar proteinas de nuestros músculos e incluso potenciarlas (los deportistas ingieren grandes cantidades de estos alimentos) que aportan la mitad de calorías que las grasas, producen una sensación de saciedad elevada, un confort en el equlibrio regulador de ingesta y gasto y sobre todo si son alimentos con fibra, no refinados o integrales, mejoran el ritmo intestinal, la flora bacteriana beneficiosa para la salud del aparato digestivo y el estímulo inmunológico adecuado. Con un nivel de evidencia máximo, que supone un gran apoyo experimental para una afirmación, se sabe hoy día que la prevención de la obesidad se relaciona con la ingesta elevada de cereales no refinados, verduras y hortalizas.
  6. Por último, en la alimentación diaria no deben faltar varias porciones de lácteos. La leche y sus derivados constituyen, con diferencia, los elementos más ricos en calcio, mineral escaso en la naturaleza y que es imprescindible para el crecimiento, la salud de los huesos, la prevención de la osteoporosis y para un buen funcionamiento de los músculos. Además de ello, los lácteos nos proporcionan fósforo y una proteína: la lactoalbúmina, de inmejorable calidad. Las leches fermentadas (yogures y similares) ofrecen además beneficios para el aparato digestivo.
  7. Por ello se recomienda tomar 2-4 porciones de lácteos y derivados frescos de la leche: queso fresco, cuajada, yogur y similares. Los quesos, también derivados de la leche, son considerados alimentos proteicos por su mucho mayor contenido calórico, graso y proteico, por lo que aparecen en el segundo escalón de la pirámide.

Ir a la página anterior

Visto 718 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Enero 2016 18:13